miércoles, 31 de octubre de 2007

CARACTERÍSTICAS DE LOS NIÑOS DE 0 A 6 AÑOS

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA EXPERIMENTAL LIBERTADOR
INSTITUTO PEDAGÓGICO DE MIRANDA
“JOSÉ MANUEL SISO MARTÍNEZ”
CÁTEDRA: DIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN PREESCOLAR
PROFESORA: LILIANA GIL
GRUPO: 2
ELABORADO POR: ESCALANTE E, BEISY YANETH
C.I 13.483.896



CARACTERÍSTICAS DE LOS NIÑOS DE 0 A 6 AÑOS

A continuación se presentarán las diversas características que posee el niño desde su nacimiento hasta los 6 años de edad; es importante resaltar que el desarrollo físico como psicológico y social de los niños, no se puede medir tan sólo por la edad cronológica como referencia; ya que, cada niño tiene su propio ritmo de crecimiento y aprendizaje. Las cualidades individuales deben respetarse, ya que, cada ser es único y especial.

En los primeros meses de mi vida, entre una de las conductas que se pueden esperar son las siguientes:

Capacidades socio-afectivas
El bebé se interesa por el mundo y las personas que lo rodean. Es capaz de vibrar en sintonía y de responder a los estados emocionales del ambiente social, en especial con mamá y papá, y de alguna manera capta si es aceptado o rechazado. Puede imitarlos. Muestra agrado ante las caricias y el contacto con materiales suaves como algodón.

Sociabilidad y afectividad
Las madres y padres interesados en el mejor desarrollo de su hijo, deben estar atentos a los estados especiales del bebé y a sus periodos sensitivos para sacarles el máximo provecho, mirándolo cara a cara, sintiéndolo, hablándole, cantándole, besándolo. Una íntima comunicación para la cual el bebé está definitivamente preparado. De hecho, ello constituye la base y fundamento de la relación interpersonal, de los juegos interactivos sociales, e inclusive, de su capacidad futura de dar y recibir amor.
Los reflejos más importantes que presenta el recién nacido
Los reflejos son reacciones automáticas que se desencadenan por influencia del ambiente, también se pueden inducir estimulando deliberadamente determinadas zonas del cuerpo. Que el recién nacido presente el repertorio de reflejos previsto indica un buen funcionamiento de su sistema nervioso. De allí la importancia de que el pediatra los explore al nacer el bebe. No todos los reflejos requieren ser estimulados. A modo didáctico, los hemos clasificado en:

Los reflejos funcionales, denominados así por Jean Piaget. Según su teoría, son la base de la construcción de la inteligencia y por lo tanto deben ser estimulados.
Los reflejos transitorios, deben aparecer en el momento del nacimiento o en una determinada etapa del desarrollo para luego desaparecer; si esto no ocurre, puede ser indicio de un daño o problema neurológico.

Progresivamente se extinguen los reflejos transitorios y funcionales al desarrollarse los mecanismos neurológicos, entre otros, la mielinización. Los reflejos permanentes perduran toda la vida, el rotular o el pupilar, el parpebral, entre otros.
Reflejo de Succión: Es el reflejo más ilustrativo de la capacidad de supervivencia del reciñen nacido. El bebé puede y debe succionar con fuerza el pezón de la madre para alimentarse. Dicho refleja se activa al estimular los labios, zona alrededor de la boca y/o cavidad bucal.

Reflejos ligados a la visión: El reflejo pupilar es aquel reflejo funcional que es provocado por la luz ya que obedece al mecanismo que regula la entrada al ojo de los rayos luminosos. Así, en condiciones de oscuridad, automáticamente se expanden el iris de las pupilas (las niñas de los ojos) y se contraen en la claridad. Por otra parte, ante una luz fuerte, un ruido o un golpe, se crispa la zona superior de la nariz (entrecejo) y se cierran los párpados.

Reflejos ligados a la audición: Consiste en reacciones de búsqueda de la fuente de determinados sonidos. Deben por lo tanto estimularse mediante experiencias auditivas como la música, diversos ruidos, voces humanas.

Reflejos de Presión palmar: Se caracteriza por el agarre automático del objeto que ha estimulado la palma de la mano. Asimismo, cuando se rasca el borde de la mano, ésta se abre automáticamente. Desaparece como reflejo alrededor de los 4 meses para dar origen al agarre intencional.

Reflejos de Moro: El reflejo transitorio llamado de Moro, se caracteriza por un sobresalto. El niño abre los brazos y luego los une en la línea media, como un abrazo en el aire. Se produce o provoca ante un cambio repentino de la posición de la cabeza, la pérdida de sustentación o un fuerte ruido. La manifestación de tal reflejo desaparece cuando el niño tiene 3 o 4 meses. Ello se debe a que los reflejos están controlados por el tallo cerebral. A medida que el bebé madura y crece, toma control la corteza cerebral que en gran parte dirige la percepción, la memoria y el pensamiento, procesos y manifestaciones de conducta más complejas que los reflejos.

EL BEBÉ DE 0-1 AÑO
(La adquisición de la intencionalidad)

DESARROLLO MOTOR

Conductas esperadas:

· En esta etapa el bebé ya controla la cabeza. La maneja con soltura y la mantiene firme cuando lo sentamos con apoyo.
· Mueve brazos y piernas que ya no actúan como resortes sino que presentan un mejor tono muscular.
· Boca abajo se apoya sobre sus manos y brazos y levanta el tronco y la cabeza. Boca arriba intenta erguirse.
· Por sí mismo cambia de posición, se voltea de boca abajo a boca arriba y viceversa.
· Se arrastra con intención para alcanzar algún objeto que llame su atención.
· Agarra juguetes pequeños y los sostiene durante algún tiempo.
· Tiende a querer sentarse cuando está acostado boca arriba (4 a 5 meses)
· Permanece sentado con ayuda (4 a 5 meses)
· Colabora para sentarse cuando está boca arriba (6 a 7 meses)
· Permanece sentado sólo por momentos y luego se desliza de nuevo hasta la posición horizontal original.
· Más tarde, para mantenerse sentado se apoyará en sus manos y conservará el equilibrio como un trípode (2 manos y asentaderas). Luego le bastará con una sola mano y por último, entre los 6 y 7 meses, se sentará firme y sin ningún apoyo para que sus manos queden libres y así manipular lo que desee.
· Se apoya en el vientre para arrastrarse, así, entre los 6 y 7 meses recorre ciertas distancias hacia delante, hacia atrás o hacia los lados. Del arrastre pasa al gateo (7 y 8 meses) y posteriormente, busca agarrarse a muebles o apoyarse en la pared para pararse y mantenerse de pie.
· El niño gatea de manera activa y con la intención clara de a donde quiere ir (8 a9 meses).
· Permanecer de pie con ayuda (8 a 9 meses).
· Puede dar sus primeros pasos (10 a 11 meses)
· Se agacha a recoger algo que se le ha caído (10 a 11 meses).


DESARROLLO COGNOSCITIVO

Conductas esperadas:

Vimos que en la etapa anterior el bebé reaccionaba en forma indiscriminada ante los objetos, pero ahora sus preferencias se hacen progresivamente más complejas: líneas, curvas, rectas y ángulos.
Comienza a coordinar lo que ve con lo que oye y sus ojos con sus manos. Por tanto da manotazos para empuñar los objetos que le ofreces y llevarlos a la boca para chuparlos.
Busca el pecho de su madre y es capaz de succionar con la seguridad de quien ha completado la conducta de amamantamiento, es decir, ya conoce un adecuado para obtener la cantidad de leche que necesita. Reconoce y discrimina los objetos que sacian su hambre.
En la etapa anterior el bebé chupaba todo lo que rozara sus labios y cavidad bucal. Ahora es capaz de ver para chupar. Ver y oír para moverse y agarrar. Sonríe a unos más que a otros.
Con respecto a la noción de espacio este se reduce a la extensión de su alcance auditivo, visual y táctil, de lo que puede ver, oír y tocar. El tiempo para el bebé se reduce a lo que pasa en el momento.
El niño coordina y combina entre sí una serie de conductas. Esto es, agarra y ve; ve, agarra y chupa; oye, ve, agarra y chupa u oye, ve, alcanza el objeto, lo agarra y lo chupa.
Traslada objetos o juguetes de un sitio a otro.
Explora todos los objetos que llegan a sus manos.
Acostado boca a arriba se agarra los pies, explora su forma y tamaño, y se los lleva a la boca para chuparlos (5 a 6 meses). En la etapa anterior lo hacía con sus manitos (3 meses)
Con su mirada puede seguir la trayectoria de un objeto que primero se lo enseñas y luego lo dejas caer ( 5 a 6 meses)
Te busca activamente cuando juegan al escondite tras un pañal que el niño arrebata lleno de alegría para encontrar tú rostro (7 a 8 meses)
Si ocultas un juguete dejando un pequeño indicio es capaz de encontrarlo (7 meses).
Imita acciones que ve en otros, como arepita de manteca; adiós, ojitos, pompón niñito pompón, etc.
La visión del bebé progresa rápidamente.
Es capaz de aplicar sus conocimientos y aprendizajes anteriores para resolver nuevos problemas que se le presenten.
Es un activo explorador. Para obtener cada vez más información de las características de los objetos, los golpea, los chupa, sacude, rueda, voltea, hala, etc.
Elimina obstáculos para lograr lo que quiere.
Día a día se aprecian progresos en su conducta intencional o voluntaria.
Capta la relación causa-efecto.
Comprende muy bien que las cosas existen aunque no las vea.
Ha adquirido una mejor noción del espacio.
Tiene una mejor noción del tiempo, de lo rápido, y lo lento.
Comienza a conocer algunas partes de su cuerpo.

DESARROLLO DE LA COMUNICACIÓN Y EL LENGUAJE

Conductas esperadas:

Voluntariamente voltea la cabeza para buscar con los ojos el orígen del sonido.
Observa con frecuencia los labios y la boca de quien le habla.
Tiene suficiente capacidad para producir una gran variedad de sonidos, cada uno de los cuales indica un estado de ánimo.
Vocaliza con expresión de placer los sonidos.
El niño responde a sonidos familiares.
Balbuciendo participa en la conversaciones.
Responde cuando se le pregunta.
Es común escucharle sonidos articulados.
Es capaz de comprender mucho más de lo que puede expresar (8 meses).
Presta mucha atención cuando se le habla.
Responde con intención de comunicarse
Localiza un objeto familiar cuando se le pide.
Utiliza una palabra para expresar una o varías ideas.
Los sonidos y palabras ya tienen la entonación de la lengua materna.
Emite sonidos para imitar los ruidos de animales y cosas del ambiente.

DESARROLLO SOCIO AFECTIVO

Conductas esperadas:

El niño en esta etapa muestra agrado y simpatía hacía las personas que lo rodean.
Aparece la sonrisa social y reciproca.
Más que cualquier otra figura, continúa llamándole la atención el rostro humano.
Expresa sus emociones de rabia y de placer con gestos y a veces con su rostro y movimientos de su cuerpecito.
Juega al escondite.
Participa en diferentes juegos.
Cuando le damos de comer, trata de agarrar la cuchara y llevársela a la boca.
Combina objetos para jugar.
Sujeta y mordisquea una galleta.
Sonríe y balbucea frente a su imagen en el espejo.
Disfruta del contacto humano.
Reconoce y disfruta de las voces familiares.
Diferencia las personas conocidas de las extrañas.
La sonrisa ahora es utilizada como medio de intercambio social.
Cuando se le da un espejo para que se vea, lo voltea para descubrir por donde sale la imagen.
Colabora en su rutina.

EL BEBÉ DE 1 A 2 AÑOS

DESARROLLO MOTOR

Conductas esperadas:

El niño se aferra a las cosas que lo rodean para pararse y dar algunos pasos sin ayuda.
Se encarama en sofás, mesas, sillas u objetos bajos.
Sube y baja escalones.
Fácilmente se agacha y se levanta.
Corre, aunque todavía se cae a menudo pero es persistente, se levanta y lo intenta de nuevo.
Camina y corre en cualquier dirección con más seguridad y equilibrio.
Patea una pelota.
Se mueve con ritmo al compás de la música.
Brinca con los dos pies hacia delante y hacía atrás.
Se agacha doblando la cintura y se levanta con facilidad.
Sube y baja escaleras solo.

DESARROLLO COGNOSCITIVO

Conductas esperadas:

Es capaz de buscar y encontrar cosas que les han escondido.
Es capaz de superar ciertos obstáculos y dificultades para conseguir lo que quiere.
Puede nombrar y reconocer ciertas partes de su cuerpo y relacionarlas con las de otras personas, animales o cosas.
Es capaz de ejecutar una acción y apreciar los resultados.
Es capaz de aprender a conocer el uso de los objetos que le son familiares.
Aprende a determinar por donde cabe su cuerpo y por donde no.
Imita la conducta de los adultos en especial la de sus padres.
Al contar con dedos más ágiles, puede explorar y curiosear su ambiente con mejores resultados.
Es capaz de encontrar objetos que le hemos escondido.
Aumenta su curiosidad por las cosas y eventos que suceden a su alrededor.
Aprende cada vez más acerca de las características de los objetos.
Identifica y reconoce cosas, personas, animales, lugares y situaciones.
Asocia objetos.
Utiliza su información y conocimientos para intentar lograr algo que quiere.

DESARROLLO DE LA COMUNICACIÓN Y EL LENGUAJE

Conductas esperadas:

Controla los músculos de la cara y la boca.
Entiende lo que se le dice y puede hablar pronto.
Nombra y señala los objetos familiares.
Comprende y responde a órdenes sencillas.
Su vocabulario puede ser de tres a seis palabras y es capaz de repetir vocalizaciones y sonidos que oye.
Comprende la importancia del tiempo y cada vez se vale más de combinaciones de palabras para expresar sus necesidades y comunicarse con los demás.
Entiende y cumple órdenes sencillas.
Reconoce e imita distintos sonidos.

DESARROLLO SOCIO AFECTIVO

Conductas esperadas:

Expresa sus emociones a través de sus risas, llantos, y miedo. Reconoce las emociones en los demás.
Puede dar y recibir afecto.
Juega (juegos paralelos) con otros niños, aún no aparecen el diálogo y la cooperación.
Realiza una serie de actividades por si mismo.
Se observa una tendencia a la independencia.
El niño disfruta jugando e inventando actividades.
Le gusta la compañía de otras personas.
Comparte sus emociones.
Siente miedo a lo desconocido.

EL BEBÉ DE 2 A 3 AÑOS
DESARROLLO MOTOR

Conductas esperadas:

Maneja su cuerpo con mayor pericia y seguridad.
Cuando ejecuta una acción identifica las direcciones.
Corre en distintas direcciones y velocidades.
Mantiene mucho mejor el equilibrio.
Sube las escaleras alternando los pies, o sea un pie en un escalón y el otro en el próximo.
Puede atrapar un objeto que se le lance a corta distancia o que ruede por el suelo.
Maneja el velocípedo.

DESARROLLO COGNOSCITIVO

Conductas esperadas:

Reconoce distintos tamaños.
Reconoce los colores primarios.
Comienza a agrupar objetos de igual forma y tamaño.
Imita todo lo que ocurre a su alrededor y su imaginación es más vivaz.
Desarrolla cada vez más su memoria y recuerda cosas que vivió hace tiempo.


DESARROLLO DE LA COMUNICACIÓN Y EL LENGUAJE

Conductas esperadas:

Aprende a expresar lo que quiere.
Conversa acerca de los hechos pasados.
Canta y recuerda de memoria, canciones y propagandas de radio y TV.
Tiene capacidad de comprender y cumplir un número mayor de órdenes complejas.
Dentro de oraciones sencillas utiliza un mayor número de palabras.
Por su uso conoce los objetos.
Aprende a conocer en que trabajan algunas personas.

DESARROLLO SOCIO AFECTIVO
Conductas esperadas:
Expresa lo que siente frente a las distintas situaciones, de alegría, tristeza, celos, etc.
Disfruta con otros niños y familiares.
Comprende, acata órdenes y ya sabe la pertenencia de los demás.
Cada vez es más independiente.

EL BEBÉ DE 3 A 4 AÑOS
DESARROLLO MOTOR

Conductas esperadas:

Soltura, espontaneidad y armonía de sus movimientos.
Control de partida y llegada del dibujo.
Acelera y modera la marcha a voluntad.
Empieza a poder detenerse.
Hace la pinza correctamente.
Empieza a manifestar predominancia de un lado sobre otro.
Inhibe mejor los movimientos involuntarios.
Se desplazan caminando, corriendo y saltando en diferentes direcciones
Comienzan a atrapar con las dos manos la pelota
Aumenta su talla entre unos 6-8 cm. por año.
El peso también aumenta considerablemente
La cabeza crece a un ritmo más lento que el tronco y las extremidades.
Completa la dentición
Controla esfínteres.

DESARROLLO COGNOSCITIVO

Conductas esperadas:

Reconoce distintos tamaños.
Reconoce los colores primarios.
Comienza a agrupar objetos de igual forma y tamaño.
Imita todo lo que ocurre a su alrededor y su imaginación es más vivaz.
Desarrolla cada vez más su memoria y recuerda cosas que vivió hace tiempo.
DESARROLLO DE LA COMUNICACIÓN Y EL LENGUAJE

Conductas esperadas:

Aprende a expresar lo que quiere.
Conversa acerca de los hechos pasados.
Canta y recuerda de memoria, canciones y propagandas de radio y TV.
Tiene capacidad de comprender y cumplir un número mayor de órdenes complejas.
Dentro de oraciones sencillas utiliza un mayor número de palabras.
Por su uso conoce los objetos.
Aprende a conocer en que trabajan algunas personas.

DESARROLLO SOCIO AFECTIVO
Conductas esperadas:
Expresa lo que siente frente a las distintas situaciones, de alegría, tristeza, celos, etc.
Disfruta con otros niños y familiares.
Comprende, acata órdenes y ya sabe la pertenencia de los demás.
Cada vez es más independiente.

EL BEBÉ DE 4 A 5AÑOS
DESARROLLO MOTOR
Conductas esperadas:
Demuestra agilidad, equilibrio y un adecuado tono corporal en las actividades espontáneas lúdicas y de la vida cotidiana.
Demuestra precisión, eficacia y rapidez en la coordinación visomotriz para manipular objetos.
Agarra el lápiz en forma adecuada, utiliza tenedor y cuchillo para comer.
Caminar hacia atrás con manos y pies.
Caminar o correr llevando un elementos sobre la cabeza.
Correr con variación de velocidad.
Saltar abriendo y cerrando piernas cada vez.
Tiene control mas efectivo para detenerse arrancar y girar.
Puede descender por una escalera larga alternando los pies con apoyo.
Puede hacer de 4 a 6 saltos en un solo pie
Recorta con tijera.
Por su madurez emocional, puede permanecer más tiempo sentado aunque sigue necesitando movimiento.
Representación figurativa: figura humana

DESARROLLO COGNOSCITIVO

Conductas esperadas:
Su nivel de pensamiento es cada vez más elaborado.
Puede Agrupar y clasificar materiales concretos o imágenes por: su uso, color, medida, textura.
Logra clasificación, seriación, igualdad, diferencia de los objetos, agrupa objetos de acuerdo a dos atributos o características.
Se ubica en el espacio identificando las nociones: dentro, fuera, arriba, abajo, cerca de, lejos de, a un lado, al otro lado, delante, atrás
Utiliza cuantificadores “mucho”, “pocos”, “ninguno”, “varios”.

DESARROLLO DE LA COMUNICACIÓN Y EL LENGUAJE

Conductas esperadas:
· Narra experiencias de la vida cotidiana, lo hace con mayor fluidez y con adecuada pronunciación.
· Utiliza los pronombres posesivos "el mío" y "el tuyo" así como los adverbios de tiempo aparecen "hoy", "ayer", "mañana".
· Interpreta imágenes.
· Describe algunas características de ilustraciones: dibujos, fotografías, etc.
· Comienzan a aparecer las oraciones subordinadas causales y consecutivas.
· Comienza a comprender algunas frases pasivas con verbos de acción (aunque en la mayoría de los casos supone una gran dificultad hasta edades más avanzadas, por la necesidad de considerar una acción desde dos puntos de vista y codificar sintácticamente de modo diferente una de ellas).
· Puede corregir la forma de una emisión aunque el significado sea correcto.
· Entiende preguntas complejas.
· El habla es comprensible pero comete errores al pronunciar palabras complejas, difíciles y largas, como "hipopótamo". Vocabulario de 1.500 palabras aproximadamente.
· Utiliza el tiempo pasado de algunos verbos irregulares como "tuve", "fui".
· Describe cómo hacer cosas como pintar un dibujo.
· Define las palabras.
· Enumera elementos que pertenecen a una categoría, como animales, vehículos, etc.
· Responde a las preguntas de "¿Por qué?"

DESARROLLO SOCIO AFECTIVO
Conductas esperadas:
Realiza actividades de la vida cotidiana: juego, actividades domésticas, cumplimiento de rutinas, por propia iniciativa o solicitando apoyo cuando lo necesita.
Practica con autonomía hábitos de alimentación, higiene, y cuidado personal utilizando adecuadamente los materiales apropiados.
Juega en grupo organizando sus propias reglas y asumiendo diferentes roles.
Más independencia y con seguridad en sí mismo.
Pasa más tiempo con su grupo de juego.
Aparecen terrores irracionales.

EL BEBÉ DE 5 A 6AÑOS
DESARROLLO MOTOR
Conductas esperadas:
Tiene mayor control y dominio sobre sus movimientos.
Tiene un mayor equilibrio.
Salta sin problemas y brinca.
Se para en un pie, salta y puede mantenerse varios segundos en puntas de pie.
Maneja el cepillo de dientes y el peine.
Maneja el lápiz con seguridad y precisión.
Maneja la articulación de la muñeca.
Distingue izquierda y derecha en sí mismo.
Puede saltar de una mesa al suelo.
Alterna, camina, corre y galopa según marque el ritmo de la maraca o pandereta.
Salta elementos a distintas alturas.
Dibuja seis o más partes de la figura humana
Recorta correctamente con la tijera
Puede rasgar con facilidad

DESARROLLO COGNOSCITIVO

Conductas esperadas:
Describe lo que ve en una lámina
Analiza las diferencias que existe entre los dibujos similares, pero fácilmente referenciales
Razona deductivamente
Sabe explicar el por qué, del razonamiento suyo.
Completa frases
Termina el dibujo de una figura incompleta
Reconoce los colores primarios y secundarios
Arma un rompecabezas de 20 a 30 piezas
Reconoce las figuras geométricas: óvalo, cuadrado, rombo, triángulo, círculo, rectángulo, corazón y estrella.

DESARROLLO DE LA COMUNICACIÓN Y EL LENGUAJE

Conductas esperadas:
A partir de los seis años, el niño empieza a dominar el lenguaje cada vez con más soltura y precisión.
Posee un vocabulario amplio
Es capaz de construir correctamente frases y oraciones de cierta complejidad.
Posee un vocabulario de más de 2000 palabras.
Utiliza términos para referirse a el mismo
Se expresa a través del juego de palabras
Conversa con amigos imaginarios
Expresa sus sentimientos.

DESARROLLO SOCIO AFECTIVO
Conductas esperadas:
Resuelve sus conflictos
Demuestra confianza en si mismo y en los demás
Muestra un alto nivel de competencia
Reconoce sus errores aunque muy pronto los vuelve a repetir
La conciencia del sexo es clara y definida
Acepta su propia individualidad y al de los otros
Establece diferencia de sus rasgos físicos ( niños – niñas)
Se dirige a un área determinada por su propia voluntad

No hay comentarios: